Dile cosas bonitas a tu mente

Muchas veces cuando van pasando los años nos sentimos agotados y hasta feas/o.

Sin darnos cuenta que la vida es cierto que pasa y vamos ganando años y viendo algunas arrugas alrededor de nuestros ojos y eso nos hace alarmarnos

De pronto vemos nuestra vida desgastada y nos sentimos mal

Sin notar que con los años somos maestros de la propia vida.

aquí les dejo un lindo relato

“Mira, la vieja esta nadado”

Toda mi vida he amado nadar. Mi padre me enseñó a nadar cuando tenía 8 años. Nadar me relaja, me hace sentir activa; es parte de quien soy. Hice muchas competencias sin importar si la medalla que ganaba era de oro, plata o bronce, pues para mi nadar es lo que más amo en la vida.

Me pongo la gorra de baño y me sumerjo en la piscina mientras me siento llena de alegría. Sé que es algo que haré hasta que mi vida termine. Pero hace unos días me ha sucedido algo que a parte de dolerme me hizo pensar si me he equivocado y debo dejar ya la natación.

Estaba nadando en la piscina, había muchas personas y dentro de esas personas habían dos niños. Tenían aproximadamente 11 años, la misma edad de cuando gané mi primera medalla. Sus risas llamaron mi atención, y fue cuando me di cuenta que me señalaban y le decían a sus amigos “Miren, la vieja esta nadando” como si fuera un alíen. Me sentí avergonzada por hacer lo que amo.

Claro, he olvidado decirles mi edad. Tengo 77 años, pero nado igual que cuando tenía 11, 21, 41 o 61. Ahora es que me pregunto ¿Porqué algunas veces la gente joven y en ocasiones los mayores, creen que las mujeres o hombres mayores no deben seguir nadando?

¿Será que creen que a nuestra edad nos estamos aptas para adentrarnos en una piscina? O ¿Porqué somos personas mayores que no sabemos nadar o que ya lo hemos olvidado después de tantos años?

Todas estás preguntas me las planteo  de la siguiente manera, ¿es la ignorancia la que está hablando o es una mentalidad que tiende a ser negativa en cuento al envejecimiento y las edades mayores? ¿Será que aún no se entiende que el envejecimiento no tiene que ser negativo? De hecho, en muchos casos es todo lo contrario, es positivo.

autores: HelpAge

Tenemos que querernos siempre cogiendo impulso de la propia vida

este lindo relato nos enseña lo cruel que pueden llegar a hacer las personas

Y me vi al espejo, con mis años y kilos de más y una que otra imperfección, ¿pero saben algo? me gusto lo que vi frente al espejo, y me dije:

Eres guapa mujer, a pesar que tu cuerpo ha dado vida varias veces, eres guapa…

Eres inteligente, has sacado adelante a tu familia, callaste tus miedos, para dar seguridad a los tuyos..

Eres productiva, y altamente activa, no le temes a la competencia en el trabajo..

Eres un poema, puesto que conoces todas las emociones y sentimientos en carne viva y de eso puedes hacer grandes y bellos versos..

Eres un libro de historia, puesto que de tus otoños vividos, y de los que te resten por vivir, puedes editar y compartir tus experiencias vividas..

Eres fuerza y coraje, y a la vez miedosa y temerosa con ansias inmensas de protección..

Me gusto lo que vi frente al espejo, toda una mujer, afortunadamente perfectible ante sus errores, y siempre conservando en su interior, el candor de la niña que cree en los cuentos de hadas

Saben llegar a mayores no significa que haya que abandonarse al contrario debemos aprovechar esta nueva juventud que viene libre de preocupaciones y centrarnos en nuestro cuerpo, mente y espíritu sin permitir escuchar nada que afecte a nuestra mente

Amigos que sean felices

Abrazos virtuales

Carmen C sr