Os comparto este lindo cuento Video que encuentre por internet, espero lo disfruten

Debemos estar felices y orgullosos de donde venimos, ser pobre no es ninguna verg眉enza, ser trabajador y honrado es la mayor satisfacci贸n, no debemos negar nuestras ra铆ces y la humildad es una de las cualidades de las personas

Este hermoso cuento de reflexi贸n nos hace darnos cuenta de que cuando la vida nos bendice por la mano de DIOS, quien interviene cuando en verdad lo necesitamos y nos saca de nuestra miseria tanto f铆sica como espiritual, no hay que olvidarnos de donde nos sac贸 y hasta donde nos llev贸 esa es la verdadera humildad la de reconocer su gracia en todo momento

芦Nunca es demasiado tarde, para ser lo que podr铆as haber sido禄
Por mucho poder que se tenga, el destino es igual para todos.
Saludos cordiales
Carmen Sr.

Humildad

(Sembrando d谩tiles)

En un oasis perdido en un rinc贸n del desierto, hab铆a un anciano arrodillado en el suelo junto a unas palmeras datileras.

Al rato, lleg贸 uno de sus vecinos, un acaudalado tratante de camellos, que se detuvo a la sombra a descansar.

驴Qu茅 tal , buen hombre, qu茅 haces ah铆 con una pala en la mano y a pleno sol?, le pregunt贸 acerc谩ndose a 茅l.

Estoy sembrando d谩tiles, respondi贸 el viejo sin dejar de cavar.

隆D谩tiles?

Deja eso para otro y ven a tomar una buena taza de t茅 conmigo, sugiri贸 el acaudado vecino.

Pero el anciano declin贸 la invitaci贸n y sigui贸 con lo suyo.

Perdona que insista,驴 cu谩ntos a帽os tienes ya?, continu贸 el vecino.

La verdad es que perd铆 la cuenta hace tiempo, 70, 80… respondi贸 el pobre hombre.

芦Veras, no quiero ser impertinente, pero hacen falta unos 50 a帽os para que las palmeras crezcan y empiecen a dar los primeros frutos.

No creo que lo llegues a ver, concluy贸 el mercader de camellos.

Pero el anciano, lejos de desanimarse, le respondi贸: Com铆 los d谩tiles que otro sembr贸.

Y ahora soy yo el que, en su honor, los planto para los que a煤n no han nacido.

Y el camellero qued贸 tan conmovido con la respuesta, que entreg贸 al anciano una bolsa de monedas para agradecerle esa gran lecci贸n……Fin……

En ocasiones la vida nos sorprende mucho y aprendemos con humildad y en verdad el orgullo nos hace artificiales pero la humildad nos hace reales

Que est茅n todos bien. Un abrazo virtual

canariona _ c s r

A %d blogueros les gusta esto: