El búho listo

Cuando no tenemos mal corazón no vemos el engaño asechándonos

Hola amigos aquí os dejo esta bella foto de la isla de Fuerteventura.

Disfruten de este lindo cuento que invita a reflexionar con grandes lecciones de vida.

EL búho y el saltamontes

Érase una vez un búho que se había vuelto muy malhumorado y difícil de complacer a medida que crecía.

Una cálida tarde de verano, mientras dormitaba en su viejo roble, un saltamontes comenzó a entonar una canción alegre.

Aléjate de aquí, bicho. ¿Acaso no tienes modales?, le gritó el búho al saltamontes.

Éste le respondió que tenía tanto derecho a su lugar en el sol como el búho, así que siguió con su melodía.

El viejo búho sabía muy bien que no sería bueno discutir con el saltamontes y le habló muy amablemente:

Bueno, amiguito. Si debo permanecer despierto, me acomodaré para disfrutar de tu canto.

Ahora que lo pienso, tengo un vino maravilloso aquí. Ven y prueba esta deliciosa bebida conmigo.

El tonto saltamontes fue cautivado al instante por las palabras halagadoras del búho.

Subió de un salto a su guarida pero, tan pronto como estuvo lo suficientemente cerca para que la vieja ave pudiera verlo claramente, ésta se abalanzó sobre él y se lo comió de un bocado

Fin…………………

Este cuento nos sirve para darnos cuenta que la adulación a veces viene acompañada de falsas admiración y posible engaño y tal como está todo hoy día nos viene que ni pintado para pensar las cosas antes de hacerlas y confiar en quien se debe

Tenemos que cuidarnos mucho pues hoy día hay mas personas engañando que personas nobles y con ética.

Espero les haya gustado les mando un abrazo virtual

Les saluda con cariño

Carmen Csr

La gota triste

  Hoy les dejo un cuento lindo que he escrito estos días que espero les guste.

Había una vez una gota atrapada en una nube sobre el polo norte, está gota pasó mucho tiempo
durmiendo ya que estaba congelada.

La gota soñaba con
llegar a un lugar cálido algún día pero la nube que la mantenía se encontraba cómoda con el frio.

Un día llegó un fuerte calor al polo norte debido al calentamiento global.
Por primera vez, la gota se despertó y volvió a su estado
natural. La gota le pregunto a la nube:
¿Por qué me has dejado tanto tiempo atrapada? Déjame caer al suelo, no
quiero vivir más contigo.
La nube entristecida nunca supo que la gota se sentía de esta manera y de tan triste que estaba acabó formando una tormenta de lágrimas donde la triste gota cayó, conociendo a otras gotas en la tierra.


La pobre gota no sabía que había caído sobre un volcán que estaba tan
caliente y que la evaporó.


La gota pensó que iba a desaparecer para siempre, pero al volver a la
atmósfera en forma de gas, su antigua amiga la nube la estaba esperando para darle un feliz y helado sueño, hasta la próxima ola de calor.

Esto nos da un buena lección de vida. Como la triste gota, llegamos a este mundo en forma de sueño y buscamos la felicidad, a veces, nos encontramos con que esa felicidad que añoramos sería el motivo final de nuestra tristeza. Pero nunca es tarde para cambiar el destino, la vida siempre nos tiene algo preparado.Por ello debemos vivir procurando hacer sonreír  al corazón.

Les mando un abrazo virtual

Con cariño:Carmen Csr