💚Herida, sentimientos🇮🇨

En cierta manera es así🥺

Aun muchas veces no nos damos cuenta, nos centramos tanto en nuestros problemas, nuestro dolor, en nosotros que en ocasiones no reparamos en la persona que esta a nuestro alrededor o la que son nuestro paño de lágrimas esa que siempre esta aun con sus problemas🤔

creemos que son más fuertes que nosotros por el simple hecho de escucharnos, ayudarnos 😌

sin reparar si necesitan también de nosotros🤗

Que sean fuertes no significa que su alma no este herida o destrozada 

En verdad tener el corazón herido, es como tener las costillas rotas. 

Nadie puede ver, pero duele cuando respiras, cuando sientes

Nadie nota nuestras lagrimas, nuestro sentir, nuestra tristeza

Cada quien sufre su dolor y verdaderamente nadie esta preparado para sufrir y sentir dolor😌🤗

 Somos egoístas por naturaleza. 🤫

Hoy día que nos sentimos tan abatidos con esto del virus

Nos hemos vuelto antisociales, recelosos, egoístas.

 Sobre todo nos sentimos desbordados, frustrados, impotentes

con falta de libertad, Solo nos lamentamos de todo sin notar que hay vida😊

En realidad todos llevamos cicatrices que no vemos 🤔

pues estas se esconden bajo nuestras sonrisas, bajo esa  alegría, que quizás es supervivencial 😃

Todo se lleva muy dentro del corazón y se va acumulando haciendonos llorar de impotencia, tristeza🥺😌

Este tiene razones que la misma razón no entiende

 Tenemos que salir de esta lamentable situación que el covid 19 a dejado en nosotros y volver a ser lo que éramos pero con una mejor sabiduría y aprendizaje mejor para seguir💚❤⚘

De corazón espero que estén todos bien de salud

Les mando un abrazo virtual

:)Carmen Csr⚘⚘

Regalo de la vida🇮🇨

Playa del ingles,Gran canaria🌻🌞🇮🇨🇮🇨🇮🇨🌞

Las personas en muchas ocasiones cometemos el error de dejarnos abatir por cosas y hechos que vemos o vivimos en nuestro alrededor✋ tenemos que estar preparados para todos los acontecimientos

Ser fuertes, para saber afrontar estos pequeños tropezones.

Seguir con animo y entereza🌞💜 claro que no es fácil, pero tampoco imposible

no renuncies a vivir, ni te rindas, todo llega a su tiempo

Céntrate en la pasión de lo que haces esto te mostrara que los limites son mentales.

Deja el miedo atrás

Llena tu vida y ojos de ilusión. Y ve el mundo más fantástico que cualquier sueño real o imaginario.

Puede ser que hoy te encuentres abatido, triste, sin ganas de nada, son sentimientos que solo son pasajeros y a todos en un momento dado nos pasa.

No pidas garantías, no pidas seguridad, anímate con la vida sabemos que son tiempos difíciles y hay ocasiones en los cuales nos sentimos prisioneros de este puñetero sistema, esta historia del covid19 tal parece que nunca va a terminar

Pero estoy segura en algún momento tendrá su fin solo tenemos que tener paciencia

Vive, que solo con eso superas todo.

y nuestra peor experiencia es nuestro mejor maestro

debemos seguir avanzando con confianza en nosotros, en nuestra capacidad y vivir el presente siempre, si no lo hacemos es posible que nos perdamos las grandes cosas que suceden en nuestro presente

Recuerda que la vida es una sucesión de acciones que uno debe vivir para entender

El aprendizaje es un regalo. Incluso cuando el dolor es el maestro.

Que disfruten del fin de semana🌞💃⚘ Abrazos virtuales🤗

Carmen Csr⚘⚘😀

Que a todos se nos llene el corazón de bondad:

Si solo pudiésemos tocar esa estrella.

Ahora más que nunca extrañamos los pequeños detalles por mas insignificante que parezca.

Sin duda debemos afrontar, adaptarnos, nuestra vida a estos tiempos por loco que nos parezca.

En la vida hay un tipo de inteligencia que hace que nuestro cuerpo digiera nuestros alimentos sin que lo pensemos y ordenemos, La misma que hace que nuestro corazón palpite y muchas otras funciones de las que no somos conscientes.

Con lo que nos está pasando es lo mismo, debemos ser fuertes y luchar para a como dé lugar salir adelante, por supuesto que es duro. Nadie estaba acostumbrado a estar encerrados como estamos todos, y aun así lo estamos sobrellevando de una manera u otra. Todos debemos ser conscientes que hay mucha gente peor que nosotros, perdiendo a seres queridos,personas que están solas,personas que no tienen lo básico para vivir

Tenemos y debemos dejar el maldito egoísmo que muchos tenemos. Ponernos en el lugar del prójimo. Nos nos engañemos, este virus no va hacer una varita mágica en la que va a transformar a esa gente, tacaña, egoísta, ambiciosas y crueles de corazón. Eso no va a pasar.

Pero ojala estas personas que tienen dinero, las envidiosas,las que solo piensan en si misma,puedan llegarles a su corazón un pedacito de tristeza para que compartan un poquito de humanidad y bondad para que otras personas desfavorecidas se beneficien de un poquito de esta y tengan un piquito de calidad de vida. Que todos podamos ayudarnos aunque sea con una pequeña sonrisa o una palabra de aliento. tenemos que recordar que la felicidad es interior,no exterior. Por lo tanto, no depende de lo que tenemos,solo de lo que somos.

Que pasen un bonito fin de semana o que tengan salud para poder seguir. Animo entre todos podemos. que dios nos proteja a todos. exclusivo a los que no creen en el. Bendiciones. Cuidaros mucho:

Saludos cordiales. Carmen Csr

hacernos más fuertes

Hola amigos

en ocaciones nos ponemos de mal humor

bien sea, por algo que no nos agrada o porque nos sentimos deseccionados o porque nos han hecho algo

Pensamos si mandar todo al carajo o seguir poniendo la cara de tonto

por supuesto octamos por lo segundo ni modo aunque nos cuesta siempre

Estos dias me ha dado por reflexionar y pensar un poquito y por supuesto e elegido ir junto al mar

algo que me encanta y relaja mucho.

¿por cierto lo recomiendo mucho?.

Sentarse en la arena y sentir la briza del mar,oler ese mar.acariciarlo con los sentidos es algo que a mi me trasmite paz mental

En ocaciones nos tomamos las cosas a pecho y nos cerramos a escuchar nada ni siquiera nuestro yo mas profundo

ponemos una barrera en nuestros sentimientos que aunque nos duela preferimos fastidiarnos a dar marcha atras

fuerte tontos estamos hechos

no nos damos cuenta que actuando de esta manera nos esponemos a sufrir como condenados. Esto nos pasa porque nunca pensamos en nosotros.