La tristeza y alegría Tan diferentes y unidas

Gran canaria-España.

Estos días me he sentido y me siento triste no sabría describir el dolor que llevo en mi corazón

Hace unos días tenemos un familiar muy querido ingresado y nos sentimos y me siento preocupada sin ganas de nada, no ayuda el nivel de covid que tenemos aquí pues con el nivel 3 no dejan visitarla

Desde aquí le mando todas mis oraciones y buenos deseos para que dentro de poco poder abrazarla o verla eres una luchadora como nadie Mary y tengo fe que todo saldrá bien.

Hoy voy a escribir un post sobre la tristeza y la felicidad

¡Que sería la felicidad sin la tristeza!

Un continuo éxtasis que poco a poco perdería su encanto, gracias a la tristeza, anhelas la felicidad, muchas veces( no es lo ideal) hasta la sientes inalcanzable, convirtiéndose así en un punto de llegada, en una meta, en una razón para vivir.

Y es justamente en esa búsqueda incansable, que terminamos odiando a la tristeza, esa que ha regalado tanta inspiración a grandes artistas, esa que aunque no lo ves, cura las heridas, sí, muchas veces con dolor, cuál alcohol en herida abierta, pero sana, y si deja cicatrices en el alma, es porque nos quiere recordar algo.

No digo que sea malo sufrir, pero no es malo llorar, no es malo tener uno o varios días grises, no es malo contener la cólera y gritarla en el silencio de tu habitación.

En estos tiempos que lo sano es moverse todo el tiempo, pensar en grande y siempre positivo

Te invito a detenerte, sentir,¡ qué está astillando tu corazón!, reconocerlo, asimilarlo, y curarlo, a tu modo, a tu tiempo, sin prisa con mucho cuidado protegiendo la herida con gasa de seda bordadas con tu paciencia, es para ti y por ti, empecemos a construir nuestro destino con honestidad

Estos días no han sido los mejores y no se si mejoraran, pero el secreto de la felicidad, es no buscarla, sino sentirla, escucharla y recibirla con los brazos abiertos.

Gracias Yidda EslaVa………..

Abrazos

Carmen Csr