La gota triste

  Hoy les dejo un cuento lindo que he escrito estos días que espero les guste.

Había una vez una gota atrapada en una nube sobre el polo norte, está gota pasó mucho tiempo
durmiendo ya que estaba congelada.

La gota soñaba con
llegar a un lugar cálido algún día pero la nube que la mantenía se encontraba cómoda con el frio.

Un día llegó un fuerte calor al polo norte debido al calentamiento global.
Por primera vez, la gota se despertó y volvió a su estado
natural. La gota le pregunto a la nube:
¿Por qué me has dejado tanto tiempo atrapada? Déjame caer al suelo, no
quiero vivir más contigo.
La nube entristecida nunca supo que la gota se sentía de esta manera y de tan triste que estaba acabó formando una tormenta de lágrimas donde la triste gota cayó, conociendo a otras gotas en la tierra.


La pobre gota no sabía que había caído sobre un volcán que estaba tan
caliente y que la evaporó.


La gota pensó que iba a desaparecer para siempre, pero al volver a la
atmósfera en forma de gas, su antigua amiga la nube la estaba esperando para darle un feliz y helado sueño, hasta la próxima ola de calor.

Esto nos da un buena lección de vida. Como la triste gota, llegamos a este mundo en forma de sueño y buscamos la felicidad, a veces, nos encontramos con que esa felicidad que añoramos sería el motivo final de nuestra tristeza. Pero nunca es tarde para cambiar el destino, la vida siempre nos tiene algo preparado.Por ello debemos vivir procurando hacer sonreír  al corazón.

Les mando un abrazo virtual

Con cariño:Carmen Csr

Tu voluntad y ganas de vivir:):):)

Que tierno de esta manera estuvimos nosotros en alguna ocasión en el nido y calor de nuestra madre. Algunos si pudiésemos volveríamos a quedarnos en ese calorcito, seguros y a salvo de todas las adversidades de la vida. Pero ni modo tenemos que cojer el vuelo y emprender nuestra aventura por la vida sea buena o mala.

En ocasiones me sorprendo y no encuentro explicación al comportamiento del ser humanos. No que yo sea perfecta, que va, como todo ser humano cometo errores, en ocasiones me frustro y sacó el genio del demonio. Aunque siempre trato de ser justa,generosa, amable, si me equivoco lo reconosco, suelo alegrarme siempre de los logros ajenos. Vivimos en unos tiempos tan malos, la sociedad a cambiado tanto que no sabes en ocasiones como proceder con ellos. Tanta violencia, injusticia, maltrato, engaños, envidias, tanta familia peleada por tonterías y tantas miserias que tratamos de llevar una vida normal y se nos hace cuesta arriba. La mayoría de las veces porque tenemos miedo, también nosotros hemos cambiado la vida nos ha obligado.

Hoy recuerdo mi niñes con nostalgia. Cuando jugaba en la calle con mis hermanos y teníamos todos los juguetes esparcidos en la puerta de la entrada. Sin miedo a nada, con la puerta abierta todo el día ,los coches aparcados en la calle sin cerrar y nunca nadie tocaba nada o te quitaban nada. Que tiempos, en fin en verda son recuerdos bonitos que nos ayudan a seguir el día a día valorando todo lo que tenemos a nuestro alrededor. Aunque hemos aprendido a vivir con precaución siempre.

Por ello siempre digo aprovecha los momentos, pues es lo único que tenemos seguros en esta vida. Tal como está la cosa con todo con este virus que tal parece nos tiene paralizados para realizar nuestra vida a nuestro antojo. Lo más es que aproveches cuando tengas momentos buenos con los que disfrutes y te sientas feliz. Trata de vivir los placeres de caminar descalzo en la arena, sentir la briza del mar en tu rostros saborear esos momentos y si no tienes el mar cerca, aprovecha lo que tengas, la naturaleza el sonido de ella todo esto te llenará los sentidos de cualquier manera debemos aprender a escuchar todo lo que nos rodea. Muestrale a la vida tu sonrisa, tus ganas de sentir que estás vivo. Les deseo a todos tengáis salud entre todos podemos. Os animo desde mi isla.:):):)

Buen comienzo de semana. Les saluda con cariño Carmen Csr