La gota triste

  Hoy les dejo un cuento lindo que he escrito estos días que espero les guste.

Había una vez una gota atrapada en una nube sobre el polo norte, está gota pasó mucho tiempo
durmiendo ya que estaba congelada.

La gota soñaba con
llegar a un lugar cálido algún día pero la nube que la mantenía se encontraba cómoda con el frio.

Un día llegó un fuerte calor al polo norte debido al calentamiento global.
Por primera vez, la gota se despertó y volvió a su estado
natural. La gota le pregunto a la nube:
¿Por qué me has dejado tanto tiempo atrapada? Déjame caer al suelo, no
quiero vivir más contigo.
La nube entristecida nunca supo que la gota se sentía de esta manera y de tan triste que estaba acabó formando una tormenta de lágrimas donde la triste gota cayó, conociendo a otras gotas en la tierra.


La pobre gota no sabía que había caído sobre un volcán que estaba tan
caliente y que la evaporó.


La gota pensó que iba a desaparecer para siempre, pero al volver a la
atmósfera en forma de gas, su antigua amiga la nube la estaba esperando para darle un feliz y helado sueño, hasta la próxima ola de calor.

Esto nos da un buena lección de vida. Como la triste gota, llegamos a este mundo en forma de sueño y buscamos la felicidad, a veces, nos encontramos con que esa felicidad que añoramos sería el motivo final de nuestra tristeza. Pero nunca es tarde para cambiar el destino, la vida siempre nos tiene algo preparado.Por ello debemos vivir procurando hacer sonreír  al corazón.

Les mando un abrazo virtual

Con cariño:Carmen Csr

Tu opinión es importante para mi Bloger