La hipocresía de las personas que amamos:)

Aqui les dejo este triste cuento

Real en la vida en muchas ocasiones. Puesto que la avaricia de algunos seres humanos nos deja helados sin palabras y con mucho dolor.

>>>El hijo hipócrita><>

Había una vez un padre muy mayor que tenía dos hijos.

Uno de ellos era muy bondadoso, mientras que el otro sólo había demostrado interés por su progenitor cuando necesitaba algo de el.

Llegó el día en que el anciano,viendo la muerte cerca,hizo testamento en un pliego de papel,señalando que el 80% de la herencia fuera para el hermano bondadoso y sólo el 20% para el otro.

Un día sin querer el papel se le mojó y el anciano se contrario pues su deseo no era visible, ni se leía bien el nombre de los hijos.

Llegó el día de la muerte del anciano y el hijo egoísta fue al juez para decirle que a él le había dejado el 80% de la herencia porque había sido un hijo modelo con su padre.

El juez no sabía qué decisión tomar,así que prefirió esperar porque no veía el asunto nada claro.

El día del entierro el hermano bondadoso caminó en silencio, sufriendo íntimamente su dolor, mientras que el otro lo hacía dando gritos desgarradores para que los asistentes creyeran que sufría mucho.

Cuando el cadáver fue puesto sobre la lápida funeraria las lágrimas del hermano bondadoso se convirtieron en pétalos, sin embargo las del hermano hipócrita y egoísta, en piedras.Fue ahí cuando el juez tomo su decisión.

Esto nos enseña que no hay hipócrita que no quede expuesto antes o después Fim……………………..

La verda que la vida no dejará nunca de sorprendernos y todos los días estamos aprendiendo de ella.

que tengan un bonito viernes y esten todos bien os mando un abrazo virtual

con cariño; Carmen Csr

Sufrir por egoístas………

Aquí os dejo este pequeño cuento que invita a reflexionar

«Los Dos Burros Cabezones»

Dos burros estaban atados entre sí. A uno y otro lado, a 5 metros aproximadamente,su dueño había puesto dos montones de verde y rica alfalfa. Torpes como burros que eran,acuciados por el hambre,se empeñan en comer cada uno del montón que tenían más cerca. Tantas eran las ansias por comer,tanto el esfuerzo al tirar cada uno por su lado,tanta la obcecación y cabezonería y tanto su egoísmo,que se agotaron sin probar bocado. A punto estuvieron de tocar con su hocico la hierba que cada uno tenía delante pero no lo lograron. Eso aumentó más su sufrimiento,su angustia y su esfuerzo inútil, pasaron así una hora hasta que, extenuados por el hambre,el trabajo y la rabia,cayeron al suelo a dos dedos(!a dos dedos tan sólo!)de la alfalfa. Dos vacas que pasaban por allí y que también estaban atadas,aunque en maravillosa camaradería,se pararon y,con inteligente parsimonia, liquidaron primero uno de los montones y,después,con idéntico entendimiento,se fueron juntas a acabar con el segundo. FIN

Esta fábula nos enseña las ventajas de compartir y cooperar.Hay que saber aparcar el egoísmo y ejercitar la negociación teniendo en cuenta también las necesidades del otro. Reflexiones que nos ayudan a valorar y ser más humanos. En ocasión también los humanos actuamos de esta manera por querer abarcar todo.

Que tengan un lindo jueves:):)

Les mando un abrazo virtual

Con cariño: Carmen Csr