Publicado en Los sabores de mi Isla

Vive

La vida es como una montaña rusa

en ocasiones podemos estar en la cima, tranquilos y sin preocupaciones, pensando que todo nos va bien y que no tenemos que pasarlo mal por nada.

Pero de pronto todo eso puede cambiar, podemos caer en picado y encontrarnos agobiados, sin saber qué hacer ni cómo actuar.

La felicidad humana generalmente no se logra con grandes golpes de suerte, que pueden ocurrir pocas veces, sino con pequeñas cosas que ocurren todos los días.
La suprema felicidad de la vida es saber que eres amado por ti mismo o, más exactamente, a pesar de ti mismo.

debemos buscar algo que nos llene y nos compense de los sinsabores que a lo largo de nuestro camino por la vida nos encontramos

Si en ese camino acariciamos un poquito de felicidad sin dudarlo tenemos que disfrutarla a como de lugar.
Gracias por entrar en mi rincón y amigos no se olviden de acariciar vuestro corazón con una sonrisa Saludos cordiales
Csr